HABLEMOS SOBRE LA DETECCIÓN OPORTUNA DE LOS CÁNCERES HEMATOLÓGICOS

Destruction of leukaemia cell, conceptual image. 3D illustration which can be used to illustrate blood cancer treatment
0

·      Los cánceres hematológicos comienzan en el tejido que forma la sangre, como la médula ósea, o en las células del sistema inmunitario1.

·      Entre los ejemplos de cánceres hematológicos están las leucemias, los linfomas y el mieloma múltiple, también conocidos como cánceres de la sangre[1].

En el marco del Día Mundial contra el Cáncer, las organizaciones de la sociedad civil Unidos Asociación Pro Trasplante de Médula Ósea y la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer, nos sumamos a las acciones de concientización encaminadas a la detección temprana de los cánceres, en especial de aquellos poco conocidos como los cánceres hematológicos  entre los cuales se encuentran el Mieloma Múltiple (MM) y Leucemia Mieloide Aguda (LMA).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo; en 2015, ocasionó 8,8 millones de defunciones. Casi una de cada seis defunciones en el mundo se debe a esta enfermedad y alrededor de un tercio de las muertes por cáncer, se deben a los cinco principales factores de riesgo conductuales y dietéticos que son: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol[2].

La sociedad se encuentra más informada y las campañas de concientización son más constantes, sin embargo, detectar y diagnosticar oportunamente un cáncer, especialmente los hematológicos, sigue siendo tardío, por lo que representa un reto tanto para los especialistas como para los pacientes, familiares y todos los involucrados en la atención a la salud.

Identificar algunos cánceres se vuelve más sencillo al tener factores de riesgo que permiten identificar y catalogar su tipo. En el caso de los cánceres de la sangre, puede resultar difícil su diagnóstico, al no contar con rasgos específicos, lo que provoca que se confunda con otro tipo de padecimientos. 

Aunque el diagnóstico de este tipo de cánceres mayormente es tardío, podemos recurrir a ciertas pruebas que ayudarán a un diagnóstico más temprano. En el caso de Mieloma Múltipley Leucemia Mieloide Aguda, donde los dos tienen su origen en la sangre, hay variaciones que permiten a los especialistas seleccionar su tratamiento y cuidado para su control.

Por lo tanto, sabiendo que la sangre es un canal por el cual dichos padecimientos se desarrollan, realizarnos recuentos sanguíneos como el hemograma completo, pruebas bioquímicas de la sangre y examen general de orina, ayudará al médico a conocer la cantidad total de las distintas células sanguíneas y las diversas proteínas presentes en la misma[3].

Es importante destacar que, algunas de las pruebas que nos ayudan a una detección temprana como el examen general de orina, son pruebas que se encuentran gratuitas en los centros de salud y las cuales debemos hacernos periódicamente para estar al día de nuestra salud.

 “Detectar el cáncer en etapas tempranas incrementa las posibilidades de supervivencia y su curación, pero desafortunadamente, muchas de las neoplásias no muestran síntomas hasta que están muy avanzadas, por lo que es necesario incrementar las medidas de prevención”, comenta Paulina Rosales, Directora de En Unidos Asociación Pro trasplante de Médula Ósea.

Súmate a la detección y diagnóstico oportuno, haciéndote regularmente estas pruebas, comiendo saludablemente y haciendo ejercicio.

Leave A Reply

Your email address will not be published.