Enfermedades

Más de 425 millones de personas enfrentan la incontinencia a nivel mundial

Si la incontinencia fuera un país, sería el tercero más grande del mundo y esto puede tener consecuencias que afectan la calidad de vida de las personas y aumentar costos asociados al tratamiento de esta condición. Es por esto que Essity empresa sueca líder en higiene y salud, a través de su marca TENA, en el marco del Día Mundial de la Incontinencia Urinaria, resalta la importancia de abordar este trastorno de manera abierta y comprensiva.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada 4 hombres y mujeres en el mundo se ven afectados por la Incontinencia Urinaria, y el 50% de ellos experimentan interrupciones en su descanso nocturno debido a este síntoma.

Sin embargo, estas cifras podrían ser aún mayores, ya que muchos afectados ocultan el problema y se resisten a hablar de él, incluso con profesionales médicos que podrían ofrecerles ayuda para resolverlo. Esta resistencia se debe, en gran medida, a los tabús que rodean a la incontinencia urinaria. A pesar de ser uno de los trastornos que más afecta a la calidad de vida, siendo el tercero en importancia después de las enfermedades mentales y las patologías cardiovasculares graves, según algunos expertos, muchas personas lo sufren en silencio, ya sea por desconocimiento, vergüenza u otros motivos.

Es crucial que pongamos fin a estos tabús y fomentemos una conversación abierta sobre la incontinencia urinaria. Al hacerlo, podemos ofrecer un mayor apoyo y recursos a aquellos que la padecen, permitiéndoles mejorar su calidad de vida y bienestar.

Existen varios mitos sobre la incontinencia urinaria que es importante desmitificar:

●        No es exclusiva de mujeres; afecta también a los hombres.

●        Existen productos diseñados ergonómicamente para hombres que ofrecen protección y evitan el olor.

●        No todas las personas necesitan pañales; pantiprotectores o toallas, hay opciones como protectores y Pants para quienes son activos.

●        Además del impacto físico, la incontinencia afecta la salud mental y emocional, causando vergüenza, ansiedad y aislamiento social.

Apoyando el hecho de que la incontinencia no debe ser normalizada, sino visibilizada. TENA aboga por la visión de la incontinencia como una condición natural y no como una enfermedad, cambiando la perspectiva para fomentar una conversación abierta y comprensiva sobre el tema.

“Es hora de romper el silencio y eliminar el estigma asociado con la incontinencia. Todos debemos ser parte de este cambio, comenzando por proporcionar información precisa y apoyo a quienes lo necesitan. Por ello en TENA, impulsamos con información una sociedad más abierta y comprensiva, dispuesta a escuchar, entender y ayudar a las personas con incontinencia” afirmó Ximena Montes, Gerente de Marketing para TENA.

“En Essity reconocemos la importancia de poner fin a los tabús en torno a la incontinencia urinaria y promover una conversación abierta sobre este trastorno. Al hacerlo, podemos proporcionar un mayor apoyo y recursos a aquellos que lo padecen, permitiéndoles mejorar su calidad de vida y bienestar. Alentamos a quienes sufren de incontinencia a buscar ayuda y tratamiento, ya que existen opciones disponibles que pueden ayudar a controlar y gestionar este problema de manera efectiva.” continuó Palmira Camargo, VP de Comunicación Corporativa CGA de Essity.

Discover more from SaludyVida.Tips

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading