Tips para conservar alimentos naturales y tener un plan de alimentación saludable durante la contingencia epidemiológica

0
  • La nutrióloga Guadalupe Herrera Estrada y la chef Valeria Bonilla, consultoras de Metco®,  comparten estrategias para seguir una alimentación saludable. 
  • Las personas que padecen enfermedades crónicas como diabetes son más vulnerables a adquirir enfermedades como el virus COVID-19, es por ello que deben fortalecer su sistema inmunológico.

Durante la contingencia por el virus COVID-19 es muy importante continuar con un estilo de vida saludable y contar con un plan de alimentación que incluya alimentos que ayuden a reforzar nuestro sistema inmunológico y contribuya a cuidar la economía familiar. Es por ello que las especialistas Guadalupe Herrera (nutrióloga) y Valeria Bonilla (chef) de Metco®, firma mexicana líder en la elaboración de soluciones endulzantes, comparten recomendaciones para aprovechar al máximo nuestras compras de despensa.

Se dice que la falta de disponibilidad de alimentos sanos es una de las principales causas de tener una mala alimentación. El hecho de comprar alimentos frescos y cocinarlos implica dos recursos que la mayoría tenemos limitados: tiempo y traslados.

Aparentemente es más sencillo depender de latas, conservas o alimentos altamente procesados, pero no es la única opción que tenemos. Conservando alimentos sanos en tu propia casa es mucho más fácil mantener un estilo de vida saludable porque garantiza el consumir los nutrientes naturales de frutas, verduras y carnes; además de que representa un ahorro si compramos productos de temporada, que son siempre los de precio más accesible.

También es muy importante evitar el desperdicio y no tirar comida, por lo que para optimizar el uso y tiempo de vida de tus alimentos toma en cuenta las siguientes recomendaciones de las especialistas de Metco®:

Reglas de oro para congelar frutas, verduras y carnes:

  • Compra las frutas en su punto de madurez, lava, desinfecta y retira la cáscara. Congélala en porciones pequeñas, en bolsas o tuppers y úsala para licuados y postres. De igual manera puedes congelar tus verduras favoritas para agregarlas a guisos o sopas.
  • Respecto a la proteína, puedes comprar en tiendas locales carne de res, ternera o cerdo y pollo y prepararlas con salsa de jitomate, tomate verde, en caldo o a la mexicana.
  • Para congelar cárnicos o pescado crudos sólo asegúrate de que en el recipiente de plástico o bolsa no quede espacio para que se forme escarcha y descongela de preferencia en el refrigerador durante la noche.
  • Para que los alimentos duren en tu congelador la regla de oro es muy simple: sólo debes asegurarte de que todo esté bien tapado y limpio, para evitar olores y sabores desagradables.
  • Procura guardar carne y pescado en la parte baja del congelador para no contaminar el resto de los alimentos en caso del que escurra líquido.

El ABC de alimentos  saludables y de larga duración: 

  • Optar por leguminosas frescas como habas, lentejas y frijoles para preparar en sopas o caldillos.
  • También puedes comprar tortillas y tostadas horneadas de maíz; huevo; lácteos como yogurt natural, que puedes preparar con fruta fresca de temporada y endulzar con Svetia®;  carne deshidratada y quesos grasos, como el manchego, que puedes congelar para así conservar un mayor volumen de alimento por largo tiempo.
  • Las hojas como espinaca y lechuga pueden estar crujientes hasta una semana si las desinfectas y luego envuelves en papel húmedo y las guardas en una bolsa o contenedor de plástico.
  • Los cereales de grano entero como avena y amaranto son una gran opción porque no sólo ayudan a saciar el hambre sino que su tiempo de vida es muy largo si los mantienes bien cerrados en un lugar fresco.

A la hora de planear tus compras recuerda que la salud está directamente relacionada con una alimentación sana:  

Es muy importante incluir todos los grupos de alimentos,  que son verduras, frutas, cereales, legumbres, carnes, lácteos y grasas naturales, respetando porciones y horarios de comida, es válido apoyarnos en alimentos mínimamente procesados como verduras congeladas o leguminosas enlatadas ya que son fáciles de usar y guardar. Lo importante es combinarlos con productos frescos que además nos proveen de fibra, que nos ayuda a estimular el metabolismo en estos días en que se complica el tener actividad física de manera regular.

Sin importar el estilo de vida que llevemos o el presupuesto que destinemos a la comida, es muy importante recordar que nuestro cuerpo es la mejor arma que tenemos para salir de cualquier adversidad y tenemos que mantenerlo fuerte comiendo sano y rico.

Si padeces diabetes, recuerda monitorear tus niveles de glucosa, no olvides tomar tus medicamentos en los horarios indicados y duerme lo que tu cuerpo necesita, esto te ayuda a regular tu apetito.

Leave A Reply

Your email address will not be published.