Home Enfermedades Tener Esclerosis Múltiple no debe ser una limitante para seguir trabajando

Tener Esclerosis Múltiple no debe ser una limitante para seguir trabajando

0
28

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica, inflamatoria, desmielinizante y degenerativa que afecta el sistema nervioso central. De acuerdo con la Secretaría de Salud, en México, alrededor de 20 mil personas de entre 20 y 35 años de edad la tienen.

En el marco del Día Nacional por la Inclusión Laboral, que busca la dignificación de las relaciones laborales y la inclusión de todos los sectores de la población en la vida productiva del país, se busca hacer conciencia de qué es la Esclerosis Múltiple y sus implicaciones en la vida laboral de las personas.

La esclerosis múltiple puede ocurrir a cualquier edad, pero la edad promedio a nivel mundial es de 32 años, esto quiere decir que afecta en una etapa activa a nivel social, familiar y laboral.

Un estudio revela que un 43% de las personas con EM deja de trabajar durante los tres años posteriores al diagnóstico, un porcentaje que se eleva hasta el 70% diez años después del diagnóstico.

“Es importante introducir temas de flexibilidad horaria, planificación de descansos, accesibilidad a los puestos de trabajo y mejorar en las rutinas de trabajo para que las personas que padecen EM puedan trabajar con normalidad sin afectar la productividad”, mencionó la  Dra. Verónica Rivas.

Y es que entre sus síntomas más comunes están los espasmos musculares, la espasticidad, la debilidad, la dificultad de movimiento, la depresión o el dolor lo que impacta negativamente en la calidad de vida de los pacientes.

Por ello es fundamental realizar esfuerzos de concientización y educación para la sociedad y sobre todo en los entornos laborales destacando que el ser diagnosticado con esta enfermedad no es un impedimento laboral. Un diagnóstico oportuno en el momento que un paciente comienza a tener síntomas puede ayudar a reducir las secuelas, favoreciendo el  tener  una mejor calidad de vida, además de seguir siendo productivo.

“La esclerosis múltiple (EM) afecta el cerebro y la médula espinal (el sistema nervioso central), los cuales controlan todas las funciones corporales, por ello el diagnóstico oportuno, el tratamiento temprano, así como la implementación de equipos interdisciplinarios, ayudan a evitar una progresión y con ello mejorar la calidad de vida de las personas”, mencionó la Dra. Verónica Rivas.

Actualmente esta enfermedad no tiene cura por lo que sus tratamientos se centran en ayudar a los pacientes a manejar sus síntomas, controlar los brotes y ralentizar la progresión de la enfermedad. 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here