Home Salud Mental Se intensifica la depresión en el inicio del año, perfilándose como la...

Se intensifica la depresión en el inicio del año, perfilándose como la nueva pandemia

0
124

  • En este inicio de año la depresión se va a incrementar notablemente, debido a la pérdida de seres queridos, el empleo y la propia salud.
  • Es necesario aprender a identificar los trastornos del estado de ánimo para darles atención oportuna.

Por su alcance y afectación a quienes la sufren, sobre todo en esta temporada invernal y frente a Covid-19, la depresión se perfila como la nueva pandemia del siglo XXI. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo y es la principal causa de discapacidad.[1] Actualmente se estima que estas cifras pueden incrementarse debido a la pandemia de Covid-19, que ha afectado la salud mental de la mayoría de la población a nivel mundial.

En conferencia de prensa realizada por Lundbeck en el marco del Día Mundial de la Depresión, el Dr. Aldo Suárez, especialista en psiquiatría y Expresidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, A.C., informó que en la temporada invernal la depresión se incrementa coincidiendo con el fin e inicio del año.

“El fin de un año es visto como un ciclo que se cierra y el balance suele ser más negativo, ya que las personas ponen más atención a los trastornos afectivos y las carencias. Por este motivo, caen en estados depresivos,” explicó el especialista.

La depresión constituye un problema importante de salud pública. En México afecta a 15 de cada 100 habitantes y la cifra podría ser mayor porque algunas personas jamás han sido diagnosticadas y viven hasta 15 años sin saber que tienen esta afección; asimismo, ocupa el primer lugar de discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres. La depresión tiene una alta co-ocurrencia con otros trastornos como la ansiedad y el consumo de sustancias, con importantes costos económicos y sociales.[2],[3]

Factores que contribuyen a la depresión en esta temporada

“Este inicio de año la depresión se va a incrementar notablemente debido a la pérdida de seres queridos, el empleo y la propia salud, como consecuencia en gran parte de la pandemia de Covid-19, situación que ha llevado a numerosas familias y personas a la catástrofe financiera y emocional. Por este motivo, se espera que los índices de suicidio también aumenten sensiblemente”, señaló el Dr. Suárez.

El especialista en psiquiatría indicó que es muy importante mantenerse atentos al tema, ya que en estas fechas los duelos se recrudecen y los conflictos familiares también. “Se añora a los seres queridos que se fueron durante el año y con el cierre de ciclo se formalizan rupturas familiares. En esta temporada, aumenta el índice de separaciones.”

Otro factor que contribuye a la depresión en la temporada invernal son las expectativas de un mundo consumista contra las posibilidades económicas reales de la mayor parte de la población.

“Los anuncios publicitarios nos venden una imagen ideal de la Navidad llena de abundancia en cosas materiales, pero en realidad las personas no pueden comprarlo todo y el aguinaldo sólo alcanza para cubrir deudas. Además, el índice de desempleo es muy alto y las familias no cuentan con los recursos suficientes para su subsistencia básica. Todos estos factores incrementan la frustración, el desgaste emocional, el estrés y la depresión, por lo que los problemas intrafamiliares se recrudecen”, advirtió el especialista.

¿Cómo identificar a la depresión?

Debido a que este tipo de trastornos del estado de ánimo no respetan condición social ni edad, y forman parte de la vida cotidiana de la mayor parte de la población, el Dr. Suárez hizo énfasis en la importancia de su detección para darles atención oportuna.

“Empecemos por conocer los síntomas de la depresión, como tristeza, desesperanza, falta de interés por las cosas, aislamiento y consumo en exceso de sustancias como alcohol y drogas, que se incrementa en un 13% debido a la depresión invernal”, indicó el Dr. Suárez.

En la vida cotidiana, es necesario cuidar el consumo de alimentos, así como de alcohol u otras sustancias. El Dr. Suárez señaló que “la comida y la bebida son una forma de regular las emociones. Los trastornos afectivos nos hacen comer y beber más, por lo que es necesario cuidar lo que se come y se bebe, con plena consciencia de ello.”

Agregó que otro aspecto importante es vencer el estigma que existe en torno a la salud mental. “Necesitar ayuda del psicólogo o el psiquiatra no es de locos; es importante romper este prejuicio y buscar el apoyo del profesional en salud mental lo antes posible.”

Tratamiento de la depresión es cuestión de vida

La depresión puede tratarse, con lo que disminuyen los síntomas y mejora la salud mental y vida de las personas. “A nivel mundial se ha planteado que el tratamiento más adecuado para la depresión combina el uso de fármacos antidepresivos con psicoterapia cognitivo conductual o interpersonal. Sólo el especialista podrá indicar el tratamiento adecuado, de acuerdo con la situación individual de cada paciente,” señaló el ex presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana.

A este respecto, la Dra. Nuria Marcos, Directora Médica, Regulatoria y de Calidad de Lundbeck, comentó que “estamos comprometidos con la restauración de la salud mental para que cada persona tenga la mejor calidad de vida posible. Nuestra sólida herencia y extensa experiencia en neurociencia nos permiten brindar opciones terapéuticas innovadoras a las personas que viven con depresión y otras afecciones mentales. Trabajamos para mejorar el tratamiento, ampliar la aceptación social de las enfermedades mentales, y brindar soporte tanto a pacientes como a sus familiares y cuidadores.”

Para concluir, el Dr. Suárez hizo un llamado a la sociedad a “voltear a ver al personal de salud, que sufre el mayor desgaste físico y emocional ante Covid-19, sobre todo quienes tienen contacto directo con los pacientes, como el personal de enfermería. Este desgaste debe atenderse con prontitud, ya que el personal de salud está exhausto, ha sufrido la pérdida de colegas y presenta trastornos del estado de ánimo graves. El índice de depresión y suicidio es más elevado en el personal de salud que en el resto de la población.”


[1] Organización Mundial de la Salud (OMS). Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/depression

[2] Shoshana Berenzon, María Asunción Lara, Rebeca Robles, María Elena Medina-Mora. Depresión, estado del conocimiento y la necesidad de políticas públicas y planes de acción en México. Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz. México. Disponible en: https://www.saludpublica.mx/index.php/spm/article/view/7190/9349?__cf_chl_captcha_tk__=949fbdbe7400c6a290a8fc1cb19ea9eaef7ff725-1607967768-0-ATH7x7Qf802polT51qRXLMzh2_HyQe2HoLhyeK0r-N60rwNWBf6LBh9xQxh1Ct5A5T3r9HcZa6GN9iyuR0GgF0IYa22cOHBQ9c7lO4MNlDq12HAVpOCa0F0RMeiejus0k2aq77FPxpUsUAvKbDej94qsToIbhuuq_qTmZzCU0lB_atNRYfY0qIhcYO5L7DZWrw6r2-Nlob4o9sZp0sfVaYVakH9tfyqCJokCTSonGAoABVoKkc0Uzhc3ha1H5wp7ymPoibtsACE_zJ_XBLBZb8NDv442sFUcO8GyRRTXbYjcV2v1JfiIzKobs54oOjhL0RSrjR3ZxMPsdPINgzlOtglYvKNpbNlo80dgPvp_Nmf5_CeIovEAO0BhYs03lIxXmo6qVG8HpJhsHNdnKQNaGKryyaMNJ9Tx3c5ljIhxwnhECByqSHvJfqWxNpRJZSytslk907MjMKC1V_rDoOfg5K5hC6cE7hlT-mDv5ZNmrbL6GydeHRzf3SxME4t4pe_Qo1iBvv7s-UnutCEExUREjKyeVyKjW8lf8ilFiLVjrAvlwBP0kHBLtLhq_NCUpr2Wzh3GZbd8q3vZS8KwPFKSz3jio4R6TcoaDp-SmwxOi0gd

[3] Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). De cada 100 mexicanos, 15 padecen depresión. Boletín UNAM-DGCS-455. Junio 2019. Disponible en: https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2019_455.htmL

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here