Pfizer y bioMérieux colaboran en conjunto para disminuir la creciente amenaza global de resistencia antimicrobiana

0

·         La resistencia antimicrobiana (RAM) causa 700 mil muertes anuales en el mundo y se estima que esta cifra llegue a 10 millones para el 2050, superando enfermedades como el cáncer.[1]

·         Pfizer y bioMérieux aprovechan su experiencia en investigación de enfermedades infecciosas para ayudar a disminuir la RAM, una de las mayores amenazas para la salud mundial.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS),la resistencia antimicrobiana (RAM), definida como la capacidad que tienen las bacterias, virus, hongos o parásitos de impedir que los antimicrobianos actúen contra ellos, está aumentando en todo el mundo a niveles peligrosos e insospechados. Día tras día un creciente número de infecciones son cada vez más difíciles —y a veces imposibles— de tratar a medida que dichos medicamentos van perdiendo eficacia, situación que está causando un incremento en los costos de atención médica, los días de estancia hospitalaria y la mortalidad asociada[2].

Cada año fallecen alrededor de 700 mil personas a causa de la RAM y, de no tomar medidas preventivas, se estima que para el 2050 las infecciones podrían acabar con la vida de 10 millones de personas, convirtiéndose en la primera causa de muerte en el planeta; incluso, por encima del cáncer (8 millones)[3]”.

Con el objetivo de disminuir esta creciente amenaza global, Pfizer y bioMérieux colaboran en conjunto para el combate de la RAM mediante cuatro pilares: 1) Generar conciencia con acciones orientadas a educar a los pacientes, médicos, empleados de hospitales, autoridades de salud y al público en general; 2) Alentar la cooperación entre empresas y gobiernos para asegurar que se realicen inversiones sostenibles enfocadas a su combate; 3) Facilitar el desarrollo de antibióticos y su uso adecuado por medio de un liderazgo global en políticas públicas y 4) Tener prácticas de  fabricación responsables que no perjudican la salud humana y el medio ambiente.

Así, el año pasado, Pfizer introdujo al mercado mexicano un innovador antibiótico de amplio espectro para adultos con opciones terapéuticas limitadas e infecciones graves por patógenos cada vez más difíciles de tratar. Desde entonces, este medicamento ha beneficiado a más de 600 mexicanos; esto es, el equivalente a llenar un Airbus A380, el avión más grande del mundo.

Los nuevos antibióticos para tratar bacterias extremadamente resistentes ofrecen a los pacientes la oportunidad de sobrevivir a situaciones graves como infecciones nosocomiales, infecciones en condición de inmunosupresión, como cáncer, trasplantes o leucemias, así como infecciones asociadas a múltiples padecimientos. Estas innovadoras opciones les permiten a las personas que continúen compartiendo una vida plena con sus seres queridos.

De acuerdo con el Dr. Rafael Ricardo Valdez Vázquez, Director Médico del Portafolio Anti-infecciosos de Pfizer México, contar con un antibiótico para bacterias extremadamente resistentes abre un mundo de posibilidades para cambiar el curso de la historia de la RAM, ayudando a reducir la propagación de diferentes infecciones en centros hospitalarios de la República Mexicana, que es donde mayormente se requieren fármacos innovadores para cuando no hay alternativas o éstas han fracasado. “Sabemos que las opciones de tratamiento eficaces para las infecciones graves por bacterias Gram-negativas se están agotando, de ahí que nuestro medicamento ayuda a subsanar esta carencia al permitir que una amplia población de pacientes con necesidades médicas insatisfechas se vean beneficiados”.

En Pfizer continuamos evaluando oportunidades y alianzas para ampliar nuestro pipeline, el cualactualmente cuenta con siete programas antimicrobianos en etapa clínica, todos enfocados a prevenir o tratar patógenos resistentes a múltiples fármacos, entre ellas algunas de las baterías más peligrosas para la salud humana, considerados prioritarios por la OMS y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC,por sus siglas en inglés)[4]”, agregó.

Por su parte, la Dra. Norma Hernández, Gerente Médico de bioMérieux comentó que cerca del 30% de los antibióticos son prescritos de manera inapropiada en la comunidad[5]. “Los antibióticos salvan vidas, pero no siempre son la respuesta; cada vez que se utiliza un antibiótico puede ocasionar eventos adversos y conducir a resistencia antimicrobiana, aún si se prescriben correctamente.”

“Para enfrentar esta situación, se torna necesario fomentar urgentemente el uso responsable y prudente de antibióticos, reforzar la vigilancia epidemiológica, mejorar la sensibilización y conocimiento de los profesionales de la salud y de la población en general, así como contar con nuevos medicamentos capaces de garantizar la continuidad de la prevención y el tratamiento satisfactorio de las infecciones”, expresó la Dra. Hernández.

La experta añadió que la compañía bioMérieux brinda una solución integral para lograr un diagnóstico rápido, apoyando al tratamiento dirigido y al manejo de las enfermedades infecciosas, lo que facilita a los médicos la toma de decisiones y al laboratorio el apoyo a los programas de optimización de antimicrobianos.

Asimismo, el Dr. Adrián Camacho Ortiz, especialista en Infectología en el Hospital Universitario José E. González de Monterrey, Nuevo León, afirmó que,de no haber avances, el impacto global de RAM puede ser devastador, “no solo las infecciones serias como la neumonía llegan a ser imposibles de tratar, sino que incluso las menores, las lesiones y los procedimientos médicos de rutina pueden ser potencialmente mortales debido al riesgo de infección”.

“El mal uso de antibióticos en humanos y animales, así como las malas prácticas de control de infecciones solo están acelerando el proceso. De ahí que seguir sumando esfuerzos con medicamentos que detengan su avance es esencial para mejorar la calidad de vida de los pacientes”, indicó.

Finalmente, todos los expertos coincidieron en que para un efectivo combate contra la RAM es necesario el apoyo de tres actores principales: médicos, con una mayor educación en el tema, pues investigaciones realizadas en las últimas décadas indican que entre el 60% y 80% de los pacientes mexicanos con infecciones gastrointestinales y respiratorias agudas recibían antibióticos aun cuando su uso solo se justificaba entre el 10% y 15% de los casos[6]; pacientes, quienes deben de utilizar antibióticos solo cuando sean prescritos por un profesional sanitario y no compartir el tratamiento y, finalmente, el gobierno, al empoderar a la población con información suficiente, asegurar que los antibióticos sean asequibles y estén al alcance de las personas que realmente los necesitan.

Leave A Reply

Your email address will not be published.