Más de 45 mil niños y niñas padecen sordera en México

0

 Los niños y niñas son seres extremadamente sociales y curiosos por naturaleza y en la infancia está la base de su desarrollo como adultos, por lo que se capacidad comunicativa debe potencializarse; sin embargo, esta puede verse truncada por sordera de nacimiento o por pérdida auditiva progresiva.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del mundo, existen 466 millones de personas que sufren de audición incapacitante y el 0.10% se encuentran en México, lo que equivale a 498 mil 640 personas y de estás el 9.1% son niños y niñas de 0 a 14 años, es decir, que más de 45 mil niños en el país padecen sordera, con base en los datos más actuales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).  

“Un niño puede padecer sordera de nacimiento o sufrir pérdida de audición durante su infancia ya que no es capaz de oír a la par como otros niños cuyo sentido del oído es normal. La pérdida de audición puede ser leve, moderada, grave, severa o profunda. Afecta a uno o ambos oídos y provoca dificultades para percibir una conversación o sonidos fuertes. En MED-EL ofrecemos la solución para cada tipo de pérdida auditiva, como lo son  los implantes cocleares, los cuales permiten recuperar la audición y mejorar significativamente la vida de los pacientes”; señaló Fernando Díaz Médico y Director Comercial de MED-EL.

Este padecimiento puede variar dependiendo del paciente y de los orígenes del mismo; de igual manera tiene consecuencias funcionales, sociales y emocionales que impactan de manera distinta en los infantes. Algunas de dichas consecuencias son:

  1. Consecuencias funcionales: La pérdida de audición desatendida en los niños limita la capacidad de comunicarse con los demás, el desarrollo del habla se suele retrasar, el aprendizaje se ve afectado y su vida escolar puede ser irregular.
  2. Consecuencias sociales y emocionales: Los problemas de comunicación pueden tener efectos importantes en la vida cotidiana y generar sensación de soledad, aislamiento y frustración. Estos factores en la etapa infantil afectaran impidiendo el desarrollo pleno de los niños consigo mismos y con su entorno.

Las soluciones auditivas implantadas en una etapa temprana, también contribuyen al sistema económico ya que las niñas y los niños que escuchan son personas que en una vida adulta son productivas en los ámbitos laborales, sociales y económicos. MED-EL Soluciones auditivas ofrece el expertise  y avances tecnológicos necesarios para apoyar a los infantes y brindarles alternativa de vida.

Leave A Reply

Your email address will not be published.