Llega la temporada de fin de año y también el incremento de accidentes automovilísticos

0
91

Es bien sabido que en cuanto llega la temporada de fin de año, se incrementan los accidentes de automóvil, y es que a partir de la segunda semana de noviembre y hasta mediados de diciembre se registra una tendencia en cuanto al aumento del parque vehicular. Esto se registra no solo en las grandes ciudades, sino también en las carreteras, ya que hay mayor movilidad, pues las personas comienzan a conducir más por salidas para realizar compras, cumplir con compromisos, visitas a familiares y amigos, festejos, etc., mientras que los vehículos pesados se encargan de surtir todo tipo de regalos de mercancías a centros comerciales y grandes almacenes, en este último punto se inicia desde en el 4to. trimestre del año.

“La emergencia sanitaria trajo consigo un sinnúmero de ajustes y es que por un lado hubo un efecto positivo en cuanto a la baja en la siniestralidad, ya que la gente utilizaba lo menos posible su auto, entonces al haber menos vehículos en circulación, también había menos siniestros que atender. Sin embargo, por el otro lado, la gente dejó de asegurar sus unidades o bien solicitaron disminuir coberturas” indicó Javier Chávez, director técnico de automóviles en Lockton México.

El especialista dijo que en el periodo más fuerte de la pandemia hubo una disminución significativa en la compra de vehículos, por lo que algunas marcas registraron decrementos de más del 35%%, ya que no había producción y mucho menos compra. Ello trajo un efecto directamente a la industria aseguradora, la cual registró una baja de alrededor un 20%; sin embargo, a partir de enero de este año se comenzó a recuperar e incluso se está regresó a los niveles que se tenían hace dos años, este proceso será paulatino

Al hacer referencia al tema del seguro de Responsabilidad Civil Vehicular, el Ejecutivo de Lockton México señaló que es prioridad contar con la cobertura, ya que ampara  los daños ocasionados a terceros en cuanto a bienes (vehiculos, propiedades o incluso daños a vías generales de comunicación) y personas (atropello, daños físicos e incluso el fallecimiento de personas) y cuando legalmente se determina que existe una responsabilidad, se tiene la obligación de pagar los daños que la autoridad defina de acuerdo con sus peritajes.

Lamentablemente hoy solo el 30% del parque vehicular cuenta con un seguro; es decir, 3 de cada 10 vehículos están asegurados y esto ha sido una tendencia de los últimos 15 años. Pese a existir una obligatoriedad de un Seguros de Responsabilidad Civil para circular en Vías, Caminos y Puentes Federales, la gente opta por no asegurar su vehículo. Ello, aseguró Javier Chávez se debe en buena medida a un tema económico, pero principalmente cultural, pues no tenemos como país una formación para la adquisición de seguros, a pesar de que las aseguradoras ofrecen productos, servicios y costos competitivos para todo tipo de economías.

“Es una obligación de nosotros como consultores, contribuir para concientizar a los clientes de la importancia de asegurar los autos y los efectos que trae consigo, no contar con uno”. “La gran responsabilidad que tenemos como sector es apoyar a las personas a tener una cultura vial, mientras que el gobierno ha hecho su parte en algunas carreteras peligrosas, adecuando los peraltajes de ciertas curvas, incremento en las rampas de frenado, mejor señalización en avenidas principales y vías rápidas. Sin duda, este es un trabajo en equipo de autoridades, aseguradoras y nosotros como brokers”, indicó.

“En Lockton nos caracterizamos por ofrecer asesoría integral a través de un equipo de servicio, técnico y de siniestros, que brinda información especializada por medio de análisis de siniestralidad, procesos preventivos a empresas de equipo pesado y transportes carga. A la vez, generamos programas personalizados de prevención, administración de riesgos y acciones consultivas en seguro de autos y flotillas, así como estrategias para minimizar riesgos o exposiciones, dando seguimiento puntual para proteger los activos de las compañías”, concluyó Javier Chávez.

Asimismo, hizo alusión a la acertada modificación a la ley del trabajo que llevó a cabo el Gobierno en 2012, para establecer una base indemnizatoria más alta a los deudos, ya que anteriormente un fallecimiento por accidente automovilístico estaba tipificado con un valor muy bajo (unos 30 o 40 mil pesos) y ahora esa cantidad puede incluso rebasar los 2 millones de pesos, dependiendo las circunstancias y la entidad federativa donde se tuvo el evento.

A partir de ello también se han modificado las sumas aseguradas “y nuestra recomendación es protegerse  por más de 3 millones de pesos (como mínimo), a fin de cubrir los daños que se pudieran generar a partir de una colisión  con un vehículo de más de un millón de pesos, que cada vez son más frecuentes verlos circular y para estar protegidos frente a la desafortunada muerte de una persona. No tener un Seguro de Responsabilidad Civil puede generar desfalcos importantes a nivel familiar y empresarial”.

El experto también consideró al alcoholímetro como una de las mejores medidas que se han tomado para evitar accidentes fatales y comentó de algunas acciones que desde hace una década están llevando a cabo de manera conjunta los grandes corporativos y las aseguradoras junto con brokers como Lockton, ha sido incentivar el tema de la tecnología para medir en sus flotillas aspectos de siniestralidad y poder controlarla. Son sistemas de Telemetria, a través de los cuales las empresas tienen la posibilidad de revisar, medir y controlar el nivel de sus vehículos que es también una causa importante de los siniestros.

Con la Telemetría también se puede medir rendimiento y mantenimiento, así como la capacidad de sus conductores y mapear los riesgos que hubiera en caso de un accidente. Asimismo, índices como velocidad, gasolina, frenado, mantenimiento, manejo preventivo y aunado a temas de antidoping, capacitación, selección de personal, con lo cual han podido disminuir estos eventos de siniestralidad. “En Europa y Estados Unidos son procesos que llevan más de 30 años, por lo que están ampliamente probados”, dijo.

El especialista compartió algunos tips para estar preparados en caso de ser parte de un siniestro. Entre ellos se cuentan:

  • Para un conductor privado, contemplar una suma aseguradora de responsabilidad civil no menor a 3 millones de pesos
  • Asegurarse con una compañía que le pueda brindar el servicio, dependiendo dónde se encuentre, ya que, al tener un evento en algún lugar lejano a las grandes ciudades, es donde se ven las diferencias de infraestructura. Ello resulta muy benéfico para el asegurado, al saberse que cuenta con un respaldo a nivel nacional
  • De acuerdo con la zona de mayor actividad de una empresa, su tipo de transporte y de las mercancías que traslado, contemplar una firma aseguradora que cuente con la mayor infraestructura en la zona donde se genera la principal actividad del cliente, con la intención de brindar el mejor servicio en tiempo y forma

Por último, el director técnico de automóviles en Lockton México subrayó que un seguro de automóvil, dígase convencional, de transporte, de carga tiene 4 coberturas básicas desde robo, daños materiales, responsabilidad civil y gastos médicos a ocupantes y “nuestra función como asesores, es brindar las soluciones que vayan más acorde con los requerimientos de las empresas que solicitan nuestro expertise y capacidad de respuesta, ya que nos caracterizamos por hacer trajes a la medida, lo cual nos ha valido ganarnos la confianza y respeto de los clientes”, finalizó.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here