La trascendencia de la trazabilidad en la cadena de suministro de medicamentos

La falsificación, robo y contrabando de medicamentos es un problema que ha aquejado a la industria farmacéutica por mucho tiempo. El estallido de la pandemia los ha agravado por el gran desabasto de principios activos, la disminución de inventarios de medicinas y las dificultades económicas que afectaron a varias regiones.

Para muchos pacientes, era por demás complicado conseguir los medicamentos para el tratamiento del COVID-19, así como para otras enfermedades como el cáncer, la diabetes y el VIH-Sida. Satisfacer la gran demanda no fue sencillo para laboratorios farmacéuticos, distribuidores, farmacias y gobiernos, quienes tenían que buscar los medios para conseguirlos y ponerlos al alcance del público.

Esta combinación de factores contribuyó al rápido crecimiento de un mercado ilegal que obtenía jugosas ganancias. A nivel mundial se advierte un aumento continuo en la venta de medicamentos apócrifos. Se estima que el mercado negro de medicinas genera ganancias cercanas a los $1,500 millones de dólares anualmente.

En México las cosas no son distintas. La Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA) reporta que alrededor de 8 millones de personas adquieren medicamentos robados o falsificados. Y constantemente se emiten alertas sobre falsificación o robo de medicamentos oncológicos, antihipertensivos, antibióticos, antirretrovirales y vacunas, entre muchos otros.

¿Cuáles son las repercusiones de una problemática de esta naturaleza? Son muy amplias, desde un efecto nulo en el organismo de los pacientes, hasta poner en serio riesgo su salud. La reputación de las marcas se ve también seriamente afectada: desde la pérdida de credibilidad en los tratamientos, hasta la reducción de sus ventas e ingresos, así como un impacto negativo en sus iniciativas de investigación y desarrollo.

En este contexto, las autoridades gubernamentales de salud y organizaciones privadas están realizando acciones enfocadas en el aumento y reforzamiento de los requisitos regulatorios y la vigilancia de su cumplimiento en la producción, monitoreo del contenido, envasado y etiquetado durante la distribución y venta, tanto en establecimientos públicos y privados, a donde los pacientes acuden a surtirse de sus medicamentos.

Para esta tarea, la tecnología tiene un rol fundamental ya que permite dar un seguimiento estricto a cada producto farmacéutico en su recorrido a fin de garantizar su integridad, y que no sea alterado o falsificado, además de que no represente riesgos para la salud de la población.

La trazabilidad, que permite hacer un seguimiento minucioso en su recorrido de principio a fin, es un proceso que aprovecha innovaciones como blockchain, o cadena de bloques, que se ha aplicado con éxito en el sector farmacéutico, gracias en buena medida a su capacidad de cambiar radicalmente los modelos de negocio y potenciar la interoperabilidad entre sistemas.

De este modo, es posible integrar un gran volumen de información y garantizar que no pueda alterarse y ofrece altos niveles de transparencia y auditabilidad, factores críticos para la producción y distribución de medicamentos.

La trazabilidad permite seguir la huella digital que deja el recorrido de un medicamento, registrando la información sobre cada movimiento que éste ha tenido y con cada miembro de la larga cadena de distribución.

Los jugadores de la industria farmacéutica están bastante conscientes de la importancia de la trazabilidad para el crecimiento y permanencia en el mercado. Entienden que, cuando se produce un fármaco, pasa por distintas manos hasta llegar al paciente, y que es su responsabilidad tener bajo control el recorrido punto a punto que el producto hace.

De este modo, también es posible evitar la falsificación, detectar si un lote ha sido robado o si es un producto que se ha introducido ilegalmente al mercado. Para los distribuidores es esencial tener acceso a información precisa sobre el trayecto de los medicamentos, las rutas que siguen los camiones, si éstos se desviaron, la fecha de caducidad y los movimientos de inventarios, con el fin de poder garantizar que llegan a su destino sin que hayan sido sustraídos o alterados.

Incluso en el caso de las vacunas contra el COVID-19, por ejemplo, es posible tener un reporte detallado, por ejemplo, de si el biológico estuvo a la temperatura indicada (cadena de frío), si el sistema de congelamiento funcionó siempre o se apagó en algún momento.

Además de procesos y tecnología, la trazabilidad se apoya en la cultura organizacional y en la normatividad. Este último componente es esencial porque va a establecer las reglas del juego a las cuales la industria farmacéutica y los organismos de salud pública tendrán que apegarse, y que evolucionan constantemente.

Si bien es responsabilidad de los legisladores, el sector privado puede contribuir a la creación de dichas reglas, procurando poner a los pacientes en el centro, y trabajando porque trasciendan las distintas administraciones federales y agnósticas en cuanto a las ideologías políticas de cada gobierno.

La transferencia de la custodia de los medicamentos y su garantía de autenticidad son aspectos donde la trazabilidad, apoyada en innovaciones como blockchain, aporta beneficios importantes. Destaca el hecho de que permite interoperar con una plataforma transparente y con registros que son inalterables, además de crear una huella digital que incorpora factores como la identificación, lugar y momento de recolección, atributos de calidad y seguridad, condiciones de transporte y almacenamiento y certificaciones, entre otros.

A lo anterior se añade una percepción mejorada de las marcas, la protección frente al fraude y las falsificaciones, así como la integración de mecanismos de auditoría y colaboración.

La trazabilidad seguirá siendo por todo ello crítica para asegurar la autenticidad de los medicamentos y brindar a la industria farmacéutica una infraestructura que garantice la inalterabilidad de la información, así como establecer relaciones de confianza ofreciendo transparencia a cada uno de los integrantes del ecosistema farmacéutico.

Por Guillermo Bilbao, Director de Salud de Minsait, una compañía de Indra, en México

Comentarios

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Artículos Relacionados

El acompañamiento, una de las mejores medicinas no prescritas contra el cáncer de próstata

Cuando el diagnóstico de cáncer de próstata es recibido, la vida da un giro drástico en el cual el apoyo de los...

Bioestimulador de colágeno, tratamiento que rejuvenece la piel sin dañarla

El cuerpo genera colágeno de manera natural, algunos factores como la alimentación, genética, ejercicio y un buen descanso ayudan a mantener por...

Seis consejos clave para reducir de peso y medidas durante la menopausia

Perder peso en cualquier etapa de la vida y reducir medidas requiere de esfuerzo, disciplina, compromiso y, mucho ánimo, porque durante la...

Novedades

El acompañamiento, una de las mejores medicinas no prescritas contra el cáncer de próstata

Cuando el diagnóstico de cáncer de próstata es recibido, la vida da un giro drástico en el cual el apoyo de los...

Bioestimulador de colágeno, tratamiento que rejuvenece la piel sin dañarla

El cuerpo genera colágeno de manera natural, algunos factores como la alimentación, genética, ejercicio y un buen descanso ayudan a mantener por...

Seis consejos clave para reducir de peso y medidas durante la menopausia

Perder peso en cualquier etapa de la vida y reducir medidas requiere de esfuerzo, disciplina, compromiso y, mucho ánimo, porque durante la...

Que el regreso a clases no ponga en riesgo la salud respiratoria de tus hijos

Durante los próximos días miles de alumnos volverán a las aulas de clase tras dos años de ausencia debido a las medidas...

1 de cada 5 niños con diabetes no cuenta con los recursos necesarios para el control de su condición

De acuerdo con la Federación Mexicana de Diabetes, A.C (FMD), en México uno de cada cinco niños que vive con diabetes no...