Home Enfermedades La atención en México de la Hepatitis C en personas usuarias de...

La atención en México de la Hepatitis C en personas usuarias de drogas

0
49

El Grupo de Autoayuda “Unidos por una Vida Mejor A.C.”, organizó una mesa redonda virtual sobre el Virus de la Hepatitis C (VHC) en usuarios de drogas. Durante la plática,  expertos enfatizaron que el uso de estupefacientes inyectables e inhalables son factores de riesgo para adquirir este virus, debido al uso compartido de  equipo de inyección sin esterilizar y las micro-lesiones que pueden provocar los objetos usados para aspirar.

Estas circunstancias urgen a impulsar la cultura de la prevención, diagnóstico y posterior tratamiento de esta enfermedad que en más del 98% de los casos es completamente curable. Cualquier persona puede recibir atención médica, lo cual garantiza sus derechos humanos y ayuda a derribar barreras como el estigma que llega a imposibilitar el acceso a servicios sanitarios a esta población.

“Todas las personas con virus de Hepatitis C deben ser tratadas, en este momento existen grupos específicos de población con esta enfermedad, donde la frecuencia y prevalencia es mayor, como las personas usuarias de drogas, por lo que tratarlos es crítico para reducir la transmisión del VHC y evitar complicaciones” – enunció la Dra. Graciela Castro, Gastroenterologa por el Consejo Mexicano de Gastroenterología A.C. y miembro del Departamento de dicha especialidad en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

De acuerdo con datos presentados durante el 2019, 60% de las infecciones por el VHC, ocurren entre las personas que se inyectan drogas (PID), y en México se estima que existen más de 109 mil. Según el Informe sobre la situación de droga en México, alrededor del 96% de este tipo de usuarios se encuentran infectados, lo que coloca al país en el primer lugar en América Latina con Hepatitis C en esta población de riesgo.

Para apoyar a las PID es necesario prestar un tratamiento integral basado en su perfil específico, es decir una atención y seguimiento psicológico y en reducción de daños. Esto en consecuencia a las preocupaciones presentadas en torno a la atención terapeutica como es la pobre adherencia, descontinuación y reinfección. Con ello se alcanza una tasa de curación alta, a un nivel igualitario que personas que no usan ningún tipo de droga.

“Las PID siempre deben ser tratadas al momento del diagnóstico,  además tenemos la ventaja de contar con la Norma Oficial Mexicana NOM-028 para la prevención, tratamiento y control de las adicciones, que en conjunto con el Plan de Eliminación para el Virus de Hepatitis C concretan las acciones de prevención de reinfección y reducción de daños para llevar a estas personas hacia el tratamiento” – añadió la Dra. Castro.

Por esta razón, es que cada vez se tienen mayores y mejores resultados con personas usuarias de drogas que cuentan con una respuesta viral sostenida. Sin embargo, todavía es necesario incitar a la prevención y al tratamiento, pero sobretodo al diagnóstico para que se conozca el estado de salud de las personas.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here