Implante coclear: 20 años reestableciendo la audición en México

0

En los años 80 se efectuó el primer implante de este tipo en el país.

A nivel mundial el 25 de febrero se conmemora el Día Internacional del Implante Coclear.

El 25 de febrero de 1957 fue un día que rompió los paradigmas de la audición, ya que fue cuando se dio a conocer el primer implante coclear del mundo, el cual consistió en en insertar un hilo de cobre directamente en la cóclea para ayudar al paciente a percibir información sonora, por lo que a partir de ese día cada año se conmemora el Día Internacional del Implante Coclear.

Sin embargo, fue hasta 1977 que la Doctora en Ingeniería Eléctrica y actual CEO de MED-EL, Ingeborg Hochmair y su esposo el Profesor Erwin Hochmair durante sus años de universidad desarrollaron el primer implante coclear multicanal microelectrónico del mundo; este avance tecnológico es el único producto capaz de reemplazar el sentido natural del oído.

De hecho, el pasado 31 de enero la Dra. Ingeborg recibió el Doctorado honoris causa de la Facultad de Medicina de la Universidad de Uppsala por su contribución a la ciencia gracias a los implantes cocleares que han desarrollado a lo largo de estos años.
Un implante coclear es un pequeño y complejo aparato electrónico, que sirve para dar una sensación de sonido a una persona que se ha diagnosticado con hipoacusia neurosensorial de severa a profunda. Está compuesto de dos componentes principales. El procesador de audio externo que capta los sonidos y los envía al implante, el cual se coloca bajo la piel detrás de la oreja.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen más de 466 millones de personas con pérdida auditiva y según estudios de la Universidad de Salamanca solo el 2% de esta población ha podido acceder a un implante coclear.

En México el primer implante coclear se realizó en los años 80, por lo que es muy joven esta tecnología en el país y hay que destacar que el acceso a éste ha sido limitado ya que la atención se enfoca en niños de 0 a 5 años de edad y únicamente se podía recibir a través del Seguro Popular. Debemos estar muy atentos a cómo se realizará el proceso ahora que esté en marcha el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) que ha sustituido a la otra instancia, intervino Dra. Jimena Atuán Rodas; Especialista en Audiología, Foniatría y Otoneurología de MED-EL.

Con base en la información del Consejo de Salubridad General, se estima que en México hay alrededor de 10 millones de personas tienen algún grado de problema auditivo, que nacen entre 2,000 y 6,000 niños con hipoacusia congénita, y que 3 de cada 1,000 nacidos vivos presentará discapacidad por hipoacusia si ésta no es detectada y atendida de forma oportuna.

El hecho de contar con un implante coclear trae beneficios notorios en la vida del paciente e incluso a los gobiernos que se interesan en esta tecnología, ya que la OMS estima que la pérdida auditiva genera un coste anual global de 750 millones de dólares. Entre las mejoras que los usuarios perciben se destacan las siguientes:

• Acceso a un entorno comunicativo rico
• Desarrollo del lenguaje hablado
• Mejora en el rendimiento diario
• Aumento en la inteligibilidad del usuario
• Desarrollo o incremento de las capacidades del habla
• Uso de tecnología como la de un celular
• Aprendizaje de idiomas
• Aprender a tocar un instrumento musical

Otra de las ventajas que posee este tipo de implante que dura toda la vida, no se mueve con el crecimiento de la cabeza y actualmente con el sistema de implante y su procesador se pueden practicar deportes como natación sin la necesidad de retirar este último. Además, es una tecnología con constantes avances, entre ellos la actualización de software, diseños, resistencias e resonancias magnéticas, entre otros, añadió la especialista.

En el marco del Día Internacional del Implante Coclear, MED-EL refrenda su compromiso con la salud auditiva de la sociedad mexicana, además convoca a que se haga conciencia sobre este tipo implantes, ya que es el primer sustituto de un órgano sensorial: el oído y al tener una cobertura limitada deja fuera a cualquier otra persona con este padecimiento

Leave A Reply

Your email address will not be published.