Fibrilación Auricular. El agente silencioso de las arritmias cardiacas

0
75

Una de las grandes lecciones que nos ha dejado la pandemia —y digo ha dejado, porque aún no termina— es la de valorar la salud y el bienestar integral, porque COVID-19 no es la única enfermedad a la que deberemos combatir a futuro.

Desde 2020, casi olvidamos el resto de los padecimientos que ponen en riesgo la vida humana. Pese al impacto de COVID-19 en México, fueron las enfermedades del corazón la principal causa de decesos, sumando un total de 226,703 de fallecimientos por estas causas, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)[1].

Si bien es cierto que, en algunas personas, el coronavirus agrava los problemas del corazón, esta no es la preocupación mayor. Dentro de todas las enfermedades cardiacas, hay una que debe encender las alertas de la población global, debido al número de padecimientos que presenta, me refiero a la Fibrilación Auricular.

La Fibrilación Auricular es la arritmia cardiaca más común que afecta a cerca de 40 millones de personas, en todo el mundo,[2] y a más de medio millón de mexicanos, de acuerdo con los archivos de Cardiología de México[3].

Pero ¿cuál es el factor que provoca esas tasas de afectación en el mundo? La respuesta es simple, pero preocupante, y es que es una enfermedad silenciosa y peligrosa.

En muchos pacientes, la Fibrilación Auricular se presenta como una afección que no muestra síntomas, pero, cuando empieza a manifestarse, lo hace de una forma agresiva, ya sea por medio de un accidente cerebrovascular debilitante, una insuficiencia cardiaca o un desmayo profundo. Desafortunadamente, la FA —por sus iniciales— resulta ser un factor de riesgo cardiovascular independiente, que aumenta la mortalidad ya sea por eventos embólicos, insuficiencia cardiaca o muerte súbita.

Y, como sucede con todas las enfermedades, la mejor manera de combatirlas es anticipándose a ellas. Se dice que la mejor medicina es la que no se toma porque no hace falta. A pesar de ello, la medicina preventiva es una especialidad que está quedando relegada y a la que se le debe poner un foco especial, sobre todo porque es una práctica clave para evitar muchos padecimientos.

La identificación y diagnóstico temprano de la FA es de suma importancia para salvar vidas y prevenir la aparición de un cuadro sintomático, así como la progresión de la enfermedad y aparición de complicaciones[4]

Para llevar un buen programa preventivo frente a este padecimiento es fundamental tener un diagnóstico oportuno[5] y una forma de obtenerlo es a través de chequeos anuales y seguimiento a posibles síntomas. Existe una gran variedad de opciones de tratamiento que van desde medicamentos: de control de frecuencia o de ritmo; hasta procedimientos quirúrgicos, de mínima invasión, como la ablación por catéter.

Sin embargo, es importante definir qué tan conveniente resulta someterse a esta cirugía que, aunque es poco invasiva, requiere del diagnóstico y abordaje de un electrofisiólogo, quien es el especialista adecuado para detectar, de manera certera y definitiva, una FA. De igual manera, el médico tratante es quien deberá ayudar al paciente a decidir cuál es la ruta de tratamiento adecuada.

Las afecciones cardiacas son el problema prioritario para la salud pública de México. Como especialistas de la salud, nuestro propósito es evitar la presencia de posibles padecimientos, impulsando la prevención y el diagnóstico temprano.

Para conocer y entender más acerca de este padecimiento, visite miarritmia.com, donde encontrará información para tomar mejores decisiones al momento de tratarlo para ayudar a mejorar la vida de las personas.


[1]INEGI. Estadísticas de defunciones registradas en 2021 (Preliminar). 27 de julio de 2022.  https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2022/dr/dr2021_07.pdf

[2] Hindricks G, Potpara T, Nikolaos Dagres N, et al. 2020 ESC Guidelines for the diagnosis and management of atrial fibrillation developed in collaboration with the European Association of Cardio-Thoracic Surgery (EACTS). Eur Heart J. 2020. doi:10.1093/eurheartj/ehaa61

[3] Archivos de Cardiología de México. Recuperado 07 de noviembre de 2022, de https://www.archivoscardiologia.com/

[4] Rodríguez-Diez, Gerardo, Márquez, Manlio F., Iturralde-Torres, Pedro, Molina-Fernández de L., Luis G., Pozas-Garza, Gerardo, Cordero-Cabra, Alejandro, & Rojel-Martínez, Ulises. (2020). Joint Mexican position document on the treatment of atrial fibrillation. Archivos de cardiología de México90(1), 69-76. Epub 23 de octubre de 2020. https://doi.org/10.24875/acme.m20000096

[5] Kirchhof P, Camm AJ, Goette A, et al. Early rhythm-control therapy in patients with atrial fibrillation. N Engl J Med. 2020;383:1305–1316.

Por: Edurne Sandoval, gerente médico de Johnson & Johnson MedTech México

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here