Especialistas discuten la importancia de la salud tiroidea en el adulto mayor

0
191

Durante el primer encuentro COSFAMM (Cohorte de Obesidad, Sarcopenia y Fragilidad de Adultos Mayores Mexicanos) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), especialistas en endocrinología destacaron la importancia de la detección oportuna del hipotiroidismo subclínico en personas de la tercera edad.

El Doctor en Ciencias, Sergio Sánchez García, Jefe de la Unidad de Investigación Epidemiológica y en Servicios de Salud del Área de Envejecimiento, indicó que la pirámide poblacional de nuestro país se está invirtiendo y que acciones de cuidado de poblaciones vulnerables como los adultos mayores son importantes para mantener su funcionalidad y calidad de vida. Al respecto, el 1er encuentro COSFAMM y el concierto “Un Canto por la Tiroides” suman para crear conciencia en el monitoreo de la glándula tiroides, pues desórdenes en ella podrían ser la causa de síntomas como fatiga, depresión y pérdida de la memoria en nuestros adultos mayores.

En su oportunidad, el Dr. Aldo Ferreira, especialista en endocrinología, explicó que el hipotiroidismo subclínico es un estado bioquímico que se caracteriza por el aumento de la hormona estimulante de la tiroides en suero y niveles normales de T4 libre y T3 libre.

“El hipotiroidismo en adultos mayores es subdiagnosticado, ya que los signos y/o síntomas se pueden confundir con cambios propios de la edad o también con efectos adversos de algunos fármacos”, añadió el especialista.  

Acerca de los síntomas de este padecimiento en la población geriátrica, la Dra. Lourdes Basurto, endocrinóloga, puntualizó que pueden ir desde signos cardiovasculares en un 54%, neuropsiquiátricos en un 63%, metabólicos en un 27% e inespecíficos en un 100%, pues es complicado poder distinguirlos sobre todo en esta etapa de la vida.

“Cuando se da el hipotiroidismo en los adultos mayores, estos pueden presentar signos como alteraciones de la tensión arterial, dislipidemia, arritmias, insuficiencia cardiaca, lentitud mental, disfunción cognitiva, depresión, trastorno bipolar afectivo, obesidad, diabetes mellitus, agotamiento, intolerancia al frío, constipación o piel seca, por mencionar algunos”, detalló la especialista.

A nivel mundial el hipotiroidismo subclínico tiene una prevalencia del 3 al 9% y esté aumenta hasta en un 20% en mayores de 65 años. En el caso de México, se presenta entre el 3 a 8% de la población con hipotiroidismo primario.

Un estudio diagnóstico es clave para detectar el hipotiroidismo, especialmente, diferenciar la enfermedad de los cambios físicos que puede tener un adulto mayor para un tratamiento oportuno, adecuado y personalizado, con el que pueda mejorar su calidad de vida.

Por otro lado, la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología con el patrocinio de Merck, ponen a disposición de la población un recurso educativo digital, #MideTuTiroides, para que todos los mexicanos puedan identificar si tienen riesgo de desarrollar hipotiroidismo. Tras responder el test, las personas pueden conocer de forma general la salud de su tiroides y en caso de obtener un puntaje de alto riesgo, consultar el directorio de los endocrinólogos a nivel nacional para agendar una consulta y confirmar cualquier diagnóstico. 

Además, Fundación IMSS con el apoyo de Merck, está trabajando en un proyecto de detección de hipotiroidismo subclínico en adultos mayores, liderado por la Dra. Lourdes Basurto, quien comparte que los resultados darán más información para que en México no demore el diagnóstico de este padecimiento y se brinden alternativas de tratamiento oportuno a nuestros adultos mayores.

Finalmente, los especialistas que participaron durante el foro coincidieron en que el subdiagnóstico del hipotiroidismo se logrará contrarrestar con el uso de nuevas tecnologías, una atención integral al paciente y una mejor comunicación entre las especialidades involucradas en la atención de la salud de los adultos mayores.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here