En México 3 de cada 1,000 niños nacidos presentan pérdida auditiva

0

Por año nacen entre 2 mil y 6 mil niños y niñas con hipoacusia en el país
Durante el primer mes de edad a los bebés deben realizarles un tamizaje, incluso antes de que los den de alta en el hospital  

Cuando se espera un hijo, uno de los primeros deseos es que éste nazca saludable y sin ninguna limitación; en México, de acuerdo a los últimos datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), se estimaron 2 millones 234 mil 39 nacimientos en 2017; sin embargo, el 16.3 por ciento presentó discapacidades tempranas.

Con base en esas limitantes al nacer, la Secretaria de Salud calcula que por cada mil nacimientos tres infantes presentan pérdida auditiva discapacitante, mejor conocida como hipoacusia, lo que resulta entre 2 mil y 6 mil niños y niñas con este padecimiento por año. No obstante, si esta merma auditiva es detectada a tiempo permite que las personas desarrollen una vida normal y completamente relacionada con el mundo de los sonidos.

En MED-EL queremos resaltar la trascendencia de la detección y los diagnósticos oportunos de la hipoacusia, por lo que recomendamos a los nuevos padres que a más tardar cuando los bebés cumplan un mes de edad se les realice el tamiz neonatal auditivo y lo ideal es que ésta se practique antes de que los den de alta del hospital. Es importante que conozcan que, si sus hijos no pasan la prueba, deberán solicitar una evaluación completa de audición a más tardar a los tres meses de edad; además de los recién nacidos, también es necesario que si existe la sospecha de que un niño o niña más grandes están perdiendo la audición se les hagan pruebas para que se pueda actuar de inmediato, enfatizó el Dr. Fernando Díaz Rojas, Director Comercial de MED-EL México.

Existen diferentes pruebas auditivas que un médico Audiólogo podrá aplicar según sea el caso, las más populares son:

  1. La Emisiones Otoacústicas: estudio durante el cual el paciente puede estar dormido o despierto (pero tranquilo), se coloca una sonda especial en la oreja del paciente y se procede a tomar la muestra, la duración por oído es menor a los 10 segundos.
  2. Los Potenciales Evocados Auditivos de Tallo Cerebral: durante este estudio el paciente debe de estar OBLIGATORIAMENTE DORMIDO, de lo contrario no se considera válido. Para su realización se colocan tres electrodos en la cabeza del paciente y una sonda especial en la oreja del mismo, la duración aproximada es de un minuto por oído.

 
La detección temprana, un diagnóstico oportuno y la solución correcta como un implante coclear, de conducción ósea o de oído medio favorecerán la restitución de la audición en las niñas y niños del país. Así mismo, es recomendable realizar pruebas de manera periódica tanto en niños como adultos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.