Enfermedades

Día Internacional de Acción contra la Migraña

La migraña es una enfermedad neurológica considerada como una de las principales causas de discapacidad a nivel global, en México la migraña afecta a más del 10% de la población.

Para TEVA, que tiene como misión apoyar a miles de pacientes alrededor el mundo, el 12 de septiembre, Día Mundial de Acción contra la Migraña, es la fecha ideal para generar conciencia sobre la dimensión de impacto que tiene este padecimiento.

Como es bien sabido, la migraña es una enfermedad que dependiendo de la frecuencia en la que se presentan los síntomas, puede ser episódica o crónica:

  • Migraña episódica de baja frecuencia – de 0 a 5 días
  • Migraña episódica de frecuencia intermedia – de 5 a 9 días
  • Migraña episódica de alta frecuencia – de 10 a 14 días
  • Migraña crónica – más de 15 días

Se puede manifestar de distintas formas, es más común en los años productivos de vida y se presenta en mayor proporción en mujeres que en hombres.

Sus síntomas pueden presentarse en diversas variantes y combinaciones, además de estar o no acompañados de un aura; algunos de ellos son náuseas, vómito, visión borrosa, sensibilidad a la luz, al sonido, a los olores y al movimiento.

¿Sabías que solamente el 20% de los pacientes con migraña crónica son diagnosticados? Es importante identificar cuando el dolor de cabeza pasa de ser tensional, es decir, causado por factores externos como estrés, tensión, etc., a un dolor episódico.

La migraña no sólo afecta a quienes la padecen, sino también a su familia; alrededor del 75% de pacientes experimentan alteraciones funcionales durante los ataques y alrededor de la mitad de ellos requieren ayuda de otras personas. Los ataques de migraña pueden variar en cuanto a la intensidad del dolor, 90% presentan dolor de moderado a severo, 85% se ven afectados en cuanto a su funcionalidad laboral y escolar, 45% ven afectada su vida familiar y social y 32% evitan planear actividades en general.

Los factores que desencadenan la migraña dependen de cada persona, sin embargo, algunas recomendaciones para evitar este padecimiento son: llevar un estilo de vida saludable, evitar cambios en el patrón de sueño, dormir mínimo 8 horas diarias, hacer ejercicio regularmente, disminuir la cantidad de cafeína, identificar y tratar de evitar los alimentos o situaciones que suelen provocar dolores de cabeza y hacer ejercicios de relajación.

TEVA invita a la población a tomar conciencia sobre los cambios, variaciones, duración e intensidad de un dolor “común” de cabeza, así como de la presencia de los síntomas antes mencionados y acudir al médico para un oportuno y adecuado diagnóstico, así como su tratamiento.