Creu Blanca pone en marcha una unidad exclusiva de patología del pie

0

En Creu Blanca se realizan más de 200.000 estudios de imagen al año. Una de las funciones del equipo de radiología encabezado por el Dr. Xavier Alomar es analizar en qué patologías existen opciones de mejorar el diagnóstico.

“Siempre hemos comprendido – explica el Dr. Alomar- que la patología del pie es recurrente y afecta a un porcentaje alto de la población y, por su complejidad, sabemos que nos queda mucho camino por recorrer”.

Con el objetivo de avanzar hacia diagnósticos más específicos que puedan ayudar a los especialistas del pie en sus tratamientos, Creu Blanca ha puesto en funcionamiento una unidad específica que emplea tiempo y recursos en esta línea de estudio, realizando inversiones en equipos de diagnóstico de alta tecnología y generando grupos de trabajo.

Los últimos avances en este sentido pasan por los equipos radiológicos de tomografía lineal que permiten obtener estudios de ambos tobillos y pies a la vez en bipedestación, con la consiguiente posibilidad de realizar un estudio goniométrico del pie juntamente con el estudio estructural. En Creu Blanca disponen de un equipo de estas características, el CURVEBEAM.

Trabajo conjunto de varias disciplinas
Pero no sólo disponen de la tecnología más adecuada para el estudio del pie, también cuentan con los especialistas más preparados en esta área. Trabajan conjuntamente traumatólogos, podólogos y radiólogos.

“Creu Blanca –indica el Dr. Manel Ballester, responsable del servicio- tiene una unidad de pie formada por los mejores especialistas y con un objetivo claro: valoración de los problemas del pie como dolores, artrosis, lesiones del tendón y ligamentos, problemas de pie y tobillo, etc. Una unidad específica, con valoración integral del problema, un diagnóstico con las mejores máquinas y un tratamiento avanzado con los medios más modernos”.

“Lo primero –añade el Dr. Ballester- en la valoración del pie es la realización de una buena exploración. Mirar y tocar dónde duele, cómo se camina y apoya el pie, qué calzado se utiliza. A partir de aquí nosotros podemos extraer las hipótesis sobre si se trata de un problema de pie, de tendón, de tobillo, etc. y prescribir las pruebas más adecuadas para dar solución al paciente”.

Existen distintas causas asociadas a los problemas en los pies. Una de las más frecuentes se deriva del uso de un calzado específico. “Normalmente la utilización de un calzado muy estrecho o con demasiado tacón es la causa de algunos problemas del pie, como Hallux Valgus, dedos en martillo, neuroma de morton, fascitis o tendinitis”, indica el especialista.

Una vez se tiene el diagnóstico, se ha explorado el problema y se han realizado pruebas diagnósticas, se procede al tratamiento. A partir de aquí hay que hacer un tratamiento específico. Estos tratamientos pueden ir en tres direcciones: conservador o no invasivo, como cambio de zapatos, plantillas, rehabilitación, fisioterapia, etc.; mínimo invasivo, como infiltraciones, factores de crecimiento, tratamientos biológicos, ondas de choque, etc.; quirúrgico, con cirugías específicas y mínimamente invasivas.

Sin duda, los pies son los grandes olvidados del cuerpo y se les debería prestar mucha más atención haciendo una revisión anual preventiva si no existe dolor ya de jóvenes. Tener un correcto cuidado de los pies es fundamental para tener una buena salud y calidad de vida.

Leave A Reply

Your email address will not be published.