9 de cada 10 mujeres que padecen lupus en México tienen entre 17 y 35 años

0
  • Las principales afectaciones ocurren en: riñones, piel, médula ósea, sistema nervioso, corazón, pulmones y cerebro.
  • Los embarazos en pacientes lúpicas suelen ser de alto riesgo, pero un buen acompañamiento médico es fundamental para que las mujeres se conviertan en madres.

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES), mejor conocido como lupus, es una enfermedad crónica autoinmune incurable, pero que puede ser controlada. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen cinco millones de personas con este padecimiento alrededor del mundo.

Algunos de los síntomas más comunes que se presentan al desarrollar esta enfermedad son: fatiga extrema, dolores de cabeza, dolor e inflamación en las articulaciones, fiebre, anemia, hinchazón en pie, piernas, manos y alrededor de los ojos, erupciones cutáneas en forma de alas de mariposa sobre las mejillas y la nariz, etcétera; sin embargo, es de suma importancia que se acuda cuanto antes al médico, ya que al lupus se le conoce como el “gran imitador”, debido a que los síntomas pueden presentarse en el alguna otra enfermedad.

El LES puede afectar cualquier parte del cuerpo debido a que el sistema de defensa ataca a las células y los tejidos sanos. El daño principal se presenta en: riñones, piel, médula ósea, sistema nervioso central y periférico, articulaciones, corazón, pulmones, vasos sanguíneos y cerebro.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) asegura que las mujeres en edad fértil, entre 17 y 35 años, son más propensas a padecer dicha enfermedad y en México se estima que de cada 10 casos registrados 9 son mujeres. Hasta la fecha se desconoce la razón del origen de este padecimiento; no obstante, existen teorías que abalan el componente hereditario y el hormonal al ser más frecuente en mujeres.

En el marco del Día Mundial del Lupus y el Día de las Madres, el médico internista, Ricardo Alemán Contreras del Hospital DioMed comenta: “Es pertinente mencionar que en una paciente lúpica sí puede lograr un embarazo; sin embargo, se considera de alto riesgo y se deben tener demasiados cuidados con ella. Un médico internista o un reumatólogo tienen que llevar a cabo el control de la paciente durante el embarazo, además de un adecuado control prenatal con el ginecólogo. Existen riesgos debido al padecimiento, por ejemplo, abortos espontáneos, partos prematuros y malformaciones en el producto. No es tan sencillo que una paciente con lupus lleve un embarazo normal, pero con muchos cuidados y atenciones puede ser madre”.

Es importante que si una paciente lúpica quiere ser madre, lo primero que debe hacer es platicarlo con su médico para iniciar un tratamiento previo. Si no pudo hacerlo antes, durante el primer trimestre es el momento de acercarse con su doctor para evitar efectos congénitos en el producto.

Leave A Reply

Your email address will not be published.